Select Page

Los galeones de la edad moderna

Los galeones de la edad moderna

Los galeones de la Edad Moderna eran barcos de vela, muy grandes y lentos, utilizados desde el principio del siglo XVI. Se usaban para el comercio o para la guerra. Las naciones europeas los adoptaron principalmente para el comercio a mediados de este siglo. Su diseño fue copiado para crear navíos de guerra más pequeños.

Este tipo de embarcación, no es más que la sucesión de las carabelas que son de origen portugués. El galeón es un barco de guerra típico de la Armada española durante la Edad de Oro. Se construyeron con el fin de comerciar con las Indias, que tenían poco tiempo de haber sido descubiertas. Desde pesca y comercio, hasta fines militares, el galeón gracias a su nomenclatura cobro mucha fuerza para cualquiera de estos rubros. Antes de que existiera la carabela, le antecedió la carraca, que surcaba los mares europeos. Eran navíos de alto bordo, redondos, aptos para el comercio en el mediterráneo y para atravesar la coca nórdica.

Características de los galeones

Existía una antigua formula llamada murciana, que se trataba nada más que de tres, dos y as, lo que significa que la eslora tenía que ser el triple de la manga, y la manga el doble que el puntal. Pero para el galeón se uso cuatro, dos y as, lo que significa que tenía que ser más corto que una galera, pero más ancho que esta, y más largo que una nave, pero menos alto. Generalmente tendía a ser de 500 toneladas, aunque algunos de gran tamaño podían alcanzar las 2000 toneladas. Por ejemplo, en la guerra de la Armada Invencible contra Inglaterra, participaron tres galeones de gran tamaño de origen portugués de unas 1000 toneladas y ocho de estos de 800 toneladas.

Los galeones normalmente tenían un aparejo de cuatro palos, el trinquete, mayor, mesana y contramesana, el trinquete mayor usaba velas cuadradas, y los demás usaban velas latinas. Las fragatas son embarcaciones similares a los galeones pero se diferencian básicamente en sus velas.

Los galeones se construían normalmente en Cantabria, Vizcaya y Cádiz, también en Lisboa, se construían a base de maderas tropicales como la caoba y algunos elementos se hacían de roble. La construcción de un galeón normalmente duraba 2 años.

Los holandeses, venecianos y los ingleses también recrearon sus propios diseños de galeones, que mezclaban diferentes técnicas, materiales y usos, y eso era lo que los diferenciaban unos de otros.

Galeones de comercio y de guerra

Los galeones de guerra formaban la Armada de guardia, en ellas iba el Almirante, cada galeón tenía que llevar 100 marineros y 100 mosquetes. Estas embarcaciones tenían prohibido llevar mercancías. Se ordenaba que las naves pesaran por lo menos 300 toneladas, que llevaran ocho cañones de bronce, cuatro de hierro y veinticuatro piezas más pequeñas.

Los buques de mercancía pesaban hasta 300 o 400 toneladas, tenían que tener como máximo dos años de botados o de nuevos. Eran bien revisados minuciosamente por los inspectores, en ellos se llevaban fardos, consignatarios y propietarios, hasta la comida se revisaba con gran cuidado y se contabilizaba en libretas oficiales.

Los galeones en la modernidad

Durante el siglo XX se han hecho muchas reproducciones no muy fidedignas de estas embarcaciones.

Ningún galeón original ha sobrevivido, ya que datan desde hace muchos años de antigüedad, en 1961, se rescato el casco de Vasa. Se tienen también muchas evidencias arqueológicas, representaciones artísticas, documentos históricos que nos han dado la mayoría de información que tenemos sobre estas grandes obras maestras.

El galeón Andalucía se construyó en Punta Umbrial, España, en el año 2010, como una representación de un galeón español del siglo XVII, este galeón navego hasta Shanghái gracias a la Exposición Universal de 2010, que se llevo a cabo en esta ciudad, en el que se guardo en el parque temático de Ishinomaki.

Se tuvo que construir un galeón con un diseño imaginario, para el rodaje de la película Piratas que data del año 1986, dirigida por Roman Polanski, que se exhibe en el puerto de Génova.

En 1973, se construyó en Appledore, Inglaterra, una réplica con técnicas y diseño originales del Golden Hind de Francis Drake. Esta replica navego alrededor del mundo y en la actualidad, se exhibe en Londres. En 1963, también se construyo una réplica, menos exacta en Brixham.

About The Author

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload the CAPTCHA.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.