Seleccionar página

Los Drakkars Vikingos

Los Drakkars Vikingos

Última actualización el 16 febrero 2024 a las 09:43 am

Los vikingos, destacados marineros de la Edad Media, son conocidos por sus significativas contribuciones a la cultura europea y al desarrollo del comercio internacional. A pesar de no recibir el mismo reconocimiento historiográfico que otras civilizaciones, su influencia fue sustancial, llegando a asentarse en diversas regiones que van desde la actual Rusia hasta territorios tan lejanos como Terra Nova y el norte de África. Las joyas vikingas y los tesoros saqueados atraían a comerciantes de todo el mundo a puertos como Hedeby.

Mientras las galeras dominaban los mares del sur con sus bancos de remos y velas latinas, los drakkars vikingos surcaban los mares del norte con una combinación de remos y una gran vela cuadrada

Fundadores de la actual Rusia, sus incursiones fueron de Terranova a Constantinopla y mar Caspio y del Groenlandia al norte de África. La versatilidad de las embarcaciones escandinavas, especialmente los Drakkars vikingos, fue crucial para el éxito de estas expediciones. Diseñados para la velocidad y aptos para la navegación en alta mar, estos barcos podían recorrer ríos y ser transportados por tierra, lo que demostraba el dominio de sus constructores y navegantes en el arte naval.

Las claves

  • Los vikingos desempeñaron un rol influencial en la cultura europea y el comercio global a través de sus recorridos migratorios y saqueos.
  • Las embarcaciones vikingas, como los Drakkars, sobresalían por su funcionalidad y versatilidad, fundamentales para la expansión vikinga.
  • La habilidad vikinga en la navegación les permitió fundar asentamientos y explorar desde Europa hasta América del Norte.

¿CÓMO ERAN LOS BARCOS VIKINGOS?

Los Drakkars o Långskip, eran embarcaciones de madera de muy poco calado (de ahí su versatilidad) y poco peso. Eran alargados y estaban provistos de remos a lo largo de prácticamente todo el caso del barco, teniendo una sola vela rectangular. Para construirlos, se superponían planchas de madera que se fijaban con musgo untado en brea.

Tipo de BarcoUsoCaracterísticas
Drakar (Largo)Raiding y guerraSleek y rápido, con proa alta adornada con tallas intrincadas, vela cuadrada única
KnarrTransporte de mercancías y viajes largosMás ancho y robusto, casco profundo para carga, diseñado para largas travesías marítimas
KarvePesca y exploración costeraMás pequeño y versátil, diseño compacto para agilidad cerca de la costa

LOS BARCOS DE GUERRA VIKINGOS

Desde la primera incursión vikinga en el monasterio de Lindisfarme (actual Reino Unido) en 793 al considerado fin de la era vikinga en torno al 1066, los barcos de guerra vikingos asolaron prácticamente todas las costas europeas.

Por el oeste, remontaron el Sena y atacaron París. Además de hacer lo propio con el Rin, llegando a las entrañas del Sacro Imperio Romano-Germánico.

LOS VIKINGOS EN ESPAÑA

Pero no solo eso. Comunes fueron sus ataques a la actual Galicia. Lo cierto es que los vikingos realizaron 4 grandes incursiones en Al-Andalus entre 844 y 971.  La más célebre fue la Björn Brazo de Hierro, hijo supuesto de Ragnar Lodbrok (muy conocido ahora gracias a la serie de televisión Vikings).

Los vikingos tomaron ciudades importantes de Hispania musulmana como Lisboa, Cádiz, Algeciras o Sevilla, donde realizan dos incursiones. Remontando el Ebro llegan incluso a tomar como rehén al rey de Pamplona y establecen fugaces reinos en la costa levantina. Todo ello a miles de kilómetros de su punto de partida en Escandinavia.

Varias fueron las batallas navales y terrestres entre los vikingos y las tropas y armadas de los califas y los reyes cristianos, siendo las victorias en general favorables para estos últimos. No obstante, la estrategia vikinga, basada en la rapidez y la sorpresa solía lograr su objetivo: atacar plazas importantes y llevarse la mayor cantidad posible de riquezas antes de que los ejércitos defensores pudieran congregarse.

LOS VIKINGOS EN EL MEDITERRÁNEO

Durante la ya mencionada expedición de Björn Brazo de Hierro y su hermano Hastein, los vikingos atacaron y pasaron el invierno en la costa azul francesa para partir a Italia, donde tomaron la ciudad de Pisa y atacaron Luni, creyendo que era Roma. Sus victorias en Italia les motivaron a aumentar sus ataques por el resto del Mediterráneo Occidental, especialmente en Sicilia y el norte de África. Finalmente, una flota bizantina consigue derrotar a los hermanos Björn y Hastein en el estrecho de Gibraltar gracias al empleo del llamado fuego griego, un material que continuaba ardiendo incluso bajo el agua y del que aún hoy en día desconocemos su composición exacta.

LOS VIKINGOS EN EL ESTE DE EUROPA

Los vikingos suecos comenzaron su conquista del este de Europa con sus incursiones veraniegas en los países bálticos. Los barcos de guerra vikingos atacaban las costas de las actuales Estonia, Letonia y Lituania, llegando a asentarse en el istmo de Karelia y la zona del actual San Petersburgo, pero pronto quisieron ir más allá.

Para ello, los Drakkars comenzaron a remontar los ríos de actual Rusia controlando la mítica ruta del Volga, que atravesaba el centro de la Rusia europea hasta el mar Caspio, lo que les permitió enlazar con las rutas comerciales del lejano oriente. De ahí que en lugares como la ciudad de Hedeby pudieran encontrarse comerciantes y materiales de casi cualquier lugar del mundo conocido.

Sin embargo, los barcos de guerra vikingos fueron aun más importantes en la llamada ruta griega. Aquí es uno de los lugares donde el diseño de los Drakkar fue fundamental ya que saliendo de los asentamientos vikingos en Escandinavia, estos cruzaban el mar Báltico y remontaban los ríos del noroeste de la actual Rusia. De ahí, transportaban por tierra sus barcos hasta el río Dniéper para entrar en el mar Negro y, de ahí, a Constantinopla.

Esta ruta comercial no se tradujo solo en un fructífero comercio entre los escandinavos y el Imperio Bizantino. De hecho, la guardia imperial llegó a componerse por mercenarios nórdicos, sino que permitió a los vikingos Varegos establecerse a lo largo de la ruta, fundando la Rus de Kiev, germen del posterior Imperio Ruso. Es curioso como los cronistas árabes de la Península Ibérica llamaban a los vikingos Rus.

LOS VIKINGOS EN AMÉRICA

Como es visto, la importancia de los barcos de guerra vikingos fue tal que los llevó por mares y ríos alcanzando a toda Europa, pero no solo eso. Mientras los vikingos daneses saqueaban Europa Occidental de Inglaterra a Sicilia y los vikingos suecos hacían lo propio en el este, los noruegos, que también se sumaban a expediciones por Europa, comenzaron la exploración y colonización del Mar del Norte.

Pronto, los Drakkars se lanzaron a mar abierto llegando las islas Feroe y colonizando Islandia. Tras asentarse ahí las embarcaciones vikingas pusieron rumbo a Groenlandia. Según las sagas nórdicas, fue Erik el Rojo, tras ser exiliado de Islandia el que tipografió la línea de costa y llevó a los primeros colonizadores. Esta colonia vikinga gozó de gran relevancia y los Knarrs, barcos de comercio, comerciaban con Europa principalmente con el marfil extraído de las morsas.

Siguiendo estas sagas, parece ser que fue Leif Eriksson, hijo de Erik el Rojo el que puso rumbo a América desde Goenlandia, en concreto a la isla de Terranova, a la que llamaron Vinlandia. Sin embargo, estas colonias fueron perdiéndose con el tiempo y no hay vestigios de población vikinga en Goenlandia o Terranova después del siglo XV.

TIPOS DE DRAKKARS

KNARR

Los Knarr eran naves robustas, diseñadas específicamente para el comercio y el transporte de mercancías como animales y otros recursos valiosos. Su estructura ancha les permitía una mayor capacidad de carga, aunque también podían ser utilizados para el traslado de guerreros.

BARCOS DRAGÓN

Barcos Dragón Vikingos

Los majestuosos Barcos Dragón, con el icónico dreki o cabeza de dragón en su proa, reflejaban el estatus y el poder. Siendo las embarcaciones más grandes de la flota vikinga, podían transportar entre 60 y 120 guerreros. Su diseño intrincado no solo inspiraba temor, sino que también representaba una embarcación adaptada para líderes de notable prestigio.

SNEKKAR

Snekkar Vikingo

El Snekke o snekkjar (literalmente, “serpientes”) era el barco de guerra vikingo por excelencia. Estos eran los buques de guerra versátiles que permitieron a los Vikingos extenderse por todo el hemisferio occidental. Es decir, podían navegar en alta mar, cerca de la costa, remontar ríos y ser remolcados por tierra.

Aunque se aprecian diferencia en cuanto al calado entre los Snekke noruegos y daneses debido a las condiciones geográficas de cada uno, los noruegos tenían mayor calado para adaptarse a la profundidad de los fiordos y las condiciones del Atlántico Norte, presentaban ciertas similitudes.

En general estas embarcaciones podía llegar a tener 30 metros de eslora y embarcar a 90 hombres equipados para manejar hasta 40 remos. Según las crónicas, Canuto el Grande llegó a contar con 1400 embarcaciones de este tipo, lo que le permitía mover hasta 126.000 guerreros.

Sobre el Autor

1 comentario

  1. Ramón

    Genial post amigos, os felicito!

    Responder

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.